5 de enero de 2019

Kill Team el F.A.Q.


¿Qué diablos es "Kill Team"? Es la pregunta que vamos a intentar explicar en este post. Este nuevo juego de escaramuzas de warhammer 40k ha logrado reenganchar a mucha gente que dejó warhammer hace muchos años (como un servidor), pero también atraer a sangre nueva que nunca ha jugado a un wargame de miniaturas.

Mi adorada caja de inicio, con todo pintado


En ambos casos puedes sentirte un poco superado cuando te pones a leer sobre el juego, así que voy a intentar explicar en qué consiste el rollo, lo más sencillo posible, usando el formato de preguntas y respuestas.

Por supuesto podéis usar los comentarios para preguntar algo que se haya quedado en el tintero y trataré de respondéos en la medida de lo posible e incluir las dudas en el post principal para hacerlo lo más completo que pueda. Así que vamos allá:





[Este artículo estará en progresión constante, tanto para añadir clarificaciones u otras dudas frecuentes, como para completar las existentes con enlaces a otras partes del blog, conforme vaya confeccionando entradas sobre temas concretos]


¿Qué es Kill Team?

Kill Team es un nuevo juego de especialista de Games Workshop (en adelante: GW) , que pretende ser la versión de escaramuzas de Warhammer 40K. Esto implica que las batallas se lleven a cabo entre comandos de élite (kill teams), en vez de entre ejércitos, por lo que tanto el número de miniaturas, como el tiempo de juego necesario, se reducen significativamente.


¿Qué necesito para jugar?

En principio solo necesitas el manual, un comando de miniaturas e imaginación. A partir de ahí puedes ir añadiendo poco a poco elementos para hacer tus partidas más placenteras. Repasemos los elementos esenciales de juego:

Manual: Es la pieza fundamental para empezar a jugar y lo único no sustituible, así que hazte con él de la manera que prefieras (comprándolo, pidiéndolo prestado, fotocopiándolo...). Tendrás que añadirle también la revisión de erratas (el manual en versión electrónica la tiene ya aplicada, pero solo está disponible en inglés) y revisar el FAQ de septiembre por si resuelve alguna de las dudas que te hayan surgido al leerte las reglas. 

Miniaturas: Las miniaturas que se usan en Kill Team son parte de las miniaturas disponibles para Warhammer 40.000. Es decir, todas las miniaturas que usaremos en Kill Team pueden ser usadas en 40K, pero no todas las miniaturas de 40K son válidas para jugar a Kill Team. Para saber qué miniaturas puedes usar de cada facción (y su valor en puntos) tendrás que repasar la sección del manual correspondiente. Actualmente varias facciones tienen cajas específicas de Kill Team, que son básicamente las miniaturas que ya se pueden comprar en cajas de 40K, pero con diverso material extra. Aquí hemos analizado si merece la pena adquirir la caja de Kill Team o por el contrario es mejor comprar la caja de 40k equivalente: Cajas de Kill Team, ¿cuántas hay?, ¿salen a cuenta?

Tablero de juego: Kill Team se juega en escenarios con unas medidas estándar de 75x55 cm, aunque puedes jugar con otras medidas, siempre que sean mayores de 60x60 cm (que es lo que se considera el mínimo indispensable). Tanto la caja básica, como las diversas kill zones traen un tablero de cartón duro de las medidas estándar. Pero nada te impide que uses otro tablero (como tapetes que tienen disponibles otras marcas), te fabriques el tuyo o que simplemente delimites la superficie de juego en la mesa usando cualquier elemento (cinta de carrocero, libros, lápices, lo que te dé la gana), 

Escenografía: La existencia de elementos para limitar la visión y proporcionar cobertura es esencial para que la partida de kill team sea balanceada y satisfactoria. La cantidad de escenografía tiene que resultar equilibrada: ni muy poca (lo que favorecería a comandos cuyo punto fuerte sea el disparo), ni mucha (que haría lo propio con comandos especializados en el cuerpo a cuerpo). En las cajas oficiales de kill team viene, por lo general, bastante escenografía, pero, de nuevo, nada te impide que te fabriques tú la tuya con cartón y otros elementos. 

Marcadores: Los marcadores son fichas con distintos símbolos que sirven para colocar al lado de las miniaturas como recordatorio de la acción que han llevado a cabo o la situación en la que se encuentran. No son necesarios, en cuánto a que puedes simplemente usar la memoria para recordar el estado de cada uno de los integrantes de tu comando y el de tu rival, pero te aseguro que, si hay más de 5 miniaturas en la mesa, tu memoria te va a jugar alguna que otra mala pasada; así que son muy recomendables. Todas las cajas oficiales traen marcadores para las acciones de apostado, disparar, movimiento normal, avanzar, cargar, retirada y sacudido, así como fichas numeradas para los objetivos; pero puedes comprar marcadores de un tercero, imprimirte los tuyos usando plantillas que hay disponibles en Internet de forma gratuita o simplemente escribir esas palabras en trocitos de papel y usarlos como tal.


¿Qué son esas “kill zones” de las que has hablado antes?

Las kill zones son escenarios distintos de juego, que incluyen el tablero, la escenografía, misiones y cartas de tácticas específicas de ese terreno de juego.  La caja de inicio viene con la kill zone Sector Imperialis y se han lanzado en cajas separadas, por este orden, el Sector Mechanicus, Sector Munitorum, Death World Forest y Wall of Martyrs. Próximamente tendremos también el Sector Fronteris. No son necesarias para jugar, pero aportan variedad al juego. 

Kill Zone Sector Munitorum


¿Cuántos modos de juego hay?, ¿en qué se diferencian?

En Kill Team tenemos 3 modos de juego:

Juego abierto: es la modalidad menos restrictiva, ya que básicamente permite montar la partida como quieras y lo único que se conservan son las reglas básicas. No hay límite (de miniaturas, puntos, especialistas), así que todo lo que puedas imaginar cabe aquí

Narrativo: Las partidas narrativas buscan fundamentalmente escenificar una determinada historia, dándole sobre todo importancia al trasfondo y dejando más de lado los elementos competitivos si es necesario.

Equilibrado: Es el modo al que se le aplican todos los límites típicos para procurar que ninguno de los bandos tenga ventaja sobre el otro. En las partidas equilibradas deben elegirse las miniaturas en función de una serie de limitaciones de puntos y en cuanto a tipos y especialidades. Es el modo más jugado con diferencia y al que haremos siempre referencia en esta página, a no ser que especifiquemos lo contrario. 


¿Cuántas expansiones hay?, ¿son necesarias para jugar?

Actualmente se han lanzado dos expansiones para Kill Team y próximamente va a salir una tercera. Ninguna de ellas es necesaria para jugar, porque suponen un añadido al juego y no sustituyen en absoluto la forma básica de juego. De hecho, por ahora, ninguna de las dos que ya están disponibles han tenido demasiado éxito, así que lo que más se juega ahora mismo es Kill Team básico sin expansiones (y ya veremos que pasa cuando tengamos en nuestras manos la tercera). Hagamos un pequeño resumen de cada una de ellas, por orden de salida:

Rogue Trader: Fue la primera expansión que llegó para Kill Team, trayendo de vuelta la facción de los rogue traders, los corsarios del siglo 41, a través de Elucia Vhane y su equipo de mercenarios, los Starstriders. A ellos se enfrentan los Gellerpox Infected, unos tecno-mutantes del caos, que de alguna forma han logrado entrar en la nave espacial de Elucia y tienen la intención de tomarla. 
Esta expansión introdujo dos novedades a Kill Team en cuanto a reglas: en primer lugar, la figura de los comandantes, personajes poderosos al frente de cada comando; y en segundo, reglas especiales para el combate en escenarios cerrados (una nave espacial, en este caso). En las misiones pensadas para ser jugadas con comandantes, se aumentó el límite de puntos a 150, en lugar de los 100 originales.

Commanders: La segunda expansión supuso la inclusión de los comandantes, personajes poderosos para liderar nuestros comandos. Al jugar a misiones de esta expansión el límite se aumenta hasta los 200 puntos, para que puedan encajar los personajes de tipo comandante (generalmente bastante caros en puntos). Para ellos se han diseñado nuevas especializaciones, tácticas y misiones.

Arena: La nueva expansión, que llegará a las tiendas a finales de enero, supone un intento por parte de Games Workshop de consolidar Kill Team en el segmento competitivo. La idea es desarrollar batallas en entornos cerrados y perfectamente simétricos, que ofrezcan un escenario lo más equilibrado posible para que la pericia de los contrincantes sea el elemento determinante de la partida. 

La nueva expansión: Kill Team Arena



¿Qué és una lista de mando? ¿Qué diferencias hay entre lista de mando y comando?

Aunque es normal que se use “comando” (o kill team) como término genérico para designar a todas tus miniaturas, lo cierto es que lo correcto sería hablar de Lista de Mando (más comúnmente llamado “Roster” por su término en inglés:” Command Roster”), como termino para designar a las miniaturas de una determinada facción que tenemos disponibles para combatir en kill team.  Así, comando y roster son conceptos que se mezclan habitualmente, pero debemos entender las importantes diferencias que hay entre ellas.

Tu comando está limitado a 20 miniaturas que no pueden sobrepasar entre ellas los 100, 150 o 200 puntos (dependiendo de la expansión que estés jugado, pero, como decimos, lo habitual serán los 100 puntos de la versión base). Esas serán las miniaturas con las que jugarás a la misión que toque en ese momento, así que deberás atenerte también a los límites en cuanto a número máximo de miniaturas de un mismo tipo sobre el tablero (por ejemplo, solo 2 miniaturas que puedan portar armamento pesado, o 1 miniatura que pueda ser líder, etc.) y número máximo de especialistas, sin repetir ninguna especialidad (salvo reglas especiales). 

Por contra, tu roster está limitado también a 20 miniaturas, pero no existe límite de puntos, ni número máximo de tipo de miniaturas o especialistas. Ésta es la lista que presentarás para empezar una campaña o para apuntarte a un torneo y es la lista que deberás tratar de equilibrar lo máximo posible para poder seleccionar de ahí un comando que sea lo más adecuado posible para cualquier tipo de misión o contrincante. 

Para entendernos, el roster es nuestra plantilla de jugadores y el comando es nuestro equipo titular del partido. Cuando llegue el momento de jugar tendremos que elegir de entre nuestra plantilla a los jugadores más adecuados para hacerlo. Será solo entonces cuando, para sacar a esos jugadores a jugar, tendremos que respetar los límites de jugadores máximos, por posición, tipo, etc. 

En definitiva, sería absurdo que un equipo de baloncesto contratase sólo a 5 jugadores para jugar toda una liga, por mucho que sea el límite para los partidos. Así que procura evitar preguntar a los demás qué les parece tu comando de 100 puntos, sin dar más datos, porque la respuesta más habitual que recibirás es: “depende, ¿qué misión vas a jugar? ¿contra quién?”. En cambio, si enseñas tu roster, los jugadores con más experiencia podrán comentarte si lo has clavado o si te falta algo para poder afrontar determinadas situaciones. 


¿Qué son las campañas?

Las campañas son un sistema de juego que busca una cierta progresión de nuestra lista de comando, llevándose a cabo a través de varias partidas consecutivas con una periodicidad a través del tiempo (por ejemplo, dos partidas semanales). En campaña lo habitual es presentar un roster de 12 miniaturas que podrás ir aumentando con el tiempo a través de refuerzos (e incluso superar el límite de ), entre el cual tendrás que seleccionar tu comando para jugar las distintas partidas de la compaña. 

Además de esto, existe un sistema de progresión tanto de tu facción, a través de distintos recursos que irás acumulando (inteligencia, material, moral, territorio), como de tus especialistas, que irán subiendo de nivel y accediendo así a nuevas habilidades y tácticas (y aumentando su valor en puntos). 

Hablaremos más sobre las campañas próximamente. 



[Recuerda que esta entrada está en continua edición, no olvides visitarla más adelante]






2 comentarios:

  1. Gracias Ben! A esta entrega toca hacerle un pequeño repaso cuando saque algo de tiempo! :D

    Un saludo!

    ResponderEliminar